Saltar al contenido

Trasplante Capilar con Técnica FUE

trasplante capilar con tecnica fue

¿En que consiste el trasplante capilar?

El trasplante capilar consiste en la extracción de folículos de la zona donante y la introducción de estos en la zona necesitada, con calvicie. La zona donante está situada en la parte anterior de la cabeza (la parte de la nuca). El pelo de esta zona se regenera sin problemas y crece con más fuerza.

Hace años, no había suficientes avances médicos para realizar un injerto capilar con garantías, ya que utilizaban la técnica FUS, que se basaba en la retirada del cuero cabelludo, esto provocaba daños en la piel, tiempos de recuperación mayores incluso cicatrices visibles. En el caso de la técnica FUE, esto no pasa.

¿En qué consiste la técnica FUE?

La Técnica FUE consiste en la utilización de un bisturí de un diámetro de 0,6 mm, para la extracción de las unidades foliculares. Es decir, la extracción se hace unidad por unidad, realizando el mínimo de daño posible. Una vez se extraen los folículos de la zona donante, se procede a la apertura de canales de la zona con calvicie a través de un bisturí con la punta de zafiro, realizando pequeños orificios del diametro justo para la entrada del folículo. Se colocan todos los folículos en estos orificios y se limpia la zona con lociones anti bacterianas. Posteriormente se cubre la zona donante con gasas para evitar roces.

  • Se rapa el pelo
  • Anestesia local
  • Extracción de folículos de la zona donante, mediante un punch
  • Apertura de canales mediante un bisturi con punta de zafiro
  • Colocación de los folículos extraidos en los canales abiertos
  • Curas y lociones anti bacterianas
  • Alta médica

Esta técnica es muy poco invasiva y en cuestión de días se puede hacer vida normal.

Post operatorio del trasplante capilar

trasplante capilar post operatorio

Es una cirugía menor, no tiene grandes preocupaciones. A continuación lo explicamos paso a paso:

Los 10 primeros días

Aparición de costras en la zona trasplantada, estas costras no debes quitártelas, se irán quitando poco a poco a lo largo de este periodo. Es posible que incluso aguanten unos días más, se mantienen los pequeños pelitos (apariencia de pelo rapado) que se han introducido.

Se aconseja aplicar una loción cicatrizante y un champú especial que deberán comprar en la misma clínica donde se realicen la operación. El agua de la ducha debe estar tibia, en ningún caso excesivamente fría o caliente.

Del día 10 al mes

Es muy probable que los pequeños pelitos y costras que se injertaron comiencen a caerse. Comienza la fase del “desierto”, estos pelitos se caen pero la unidad folicular está en el interior del cuero cabelludo. Es posible que se tengan rojeces y picores, ya que la zona está especialmente sensible.

Una vez se hayan caído las costras, ya no sería necesaria la aplicación de la loción cicatrizante. En este periodo es muy importante comenzar un tratamiento para el cuero cabelludo, acabaremos con los problemas de rojeces y picores. Y lo más importante, estaremos dejando el cuero cabelludo en óptimas condiciones para que el folículo crezca nutrido y sin problemas derivados de la piel. (La prioridad para el cuidado del cabello es tener el cuero cabelludo sano, de no ser así aparecen problemas de desnutrición del folículo, bajo nivel de crecimiento y posible perdida del cabello).

Hasta el tercer mes

Empieza a ser visible el crecimiento del cabello injertado. Este proceso va a durar meses por tanto, el crecimiento va a ser progresivo, la densidad capilar es baja y se aprecian zonas sin cabello (nada preocupante en esta fase).

Es aconsejable comenzar con un tratamiento que estimule el crecimiento del cabello, a través de viales. Se debe continuar con el tratamiento del cuero cabelludo. En esta fase, es importante tomar las vitaminas para el pelo Vita Xpecia – Vitaturk. Nutren, engrosan, densifica el cabello y mejora el riego sanguíneo en la zona injertada.

Hasta el sexto mes

El crecimiento del cabello comienza a acentuarse, aparecen más pelos y se pobla la zona injertada. Es posible que aún se noten algunas zonas con una densidad más bajas e incluso se aprecien calvas, clareadas. No es preocupante, ya que cada persona tiene un ritmo de crecimiento.

Se aconseja seguir con los tratamientos anteriores, con las vitaminas capilares y además se puede acompañar de un tónico vasodilatador y tonificante. En este caso, hay que llevar cuidado porque algunos dan sensación de “calor” y en verano podrían agobiarte.

Hasta los 12 meses

El crecimiento capilar ya muy visible y los resultados finales del trasplante capilar están ya próximos al final de este periodo. Es posible que haya gente que aún note baja densidad, pudiendo llegar a los 18 meses para ver el resultado final.

Aconsejamos mantener el tratamiento para cabello, el uso de champús especiales y mantener las vitaminas para el pelo.

El uso de medicamentos tipo Finasteride o Minoxidil deberían ser aconsejados o no por el médico especialista, por tanto nos limitamos a recomendar este tipo de tratamientos, esenciales durante el post operatorio.